CATÁLOGOS DE JUGUETES ANTIGUOS



Realmente no repetimos esta entrada en el blog, sino la noticia. Este hecho es algo habitual en los medios de comunicación, repetir las mismas noticias cuando llegan fechas determinadas: El día más caluroso del año; la nevada más grande que se recuerda; el tráfico del regreso de vacaciones, la vuelta colegio, etc. entre otras noticias que esperamos tanto como las fechas que las marcan. Por ello, no repetimos la entrada de los Catálogos de Navidad, repetimos la noticia de los Catálogos de Navidad, que es algo diferente. Además, incluimos nuevos textos y numerosas fotos de nuevas adquisiciones para nuestra colección particular, que esperamos disfrutéis.


“Los catálogos de juguetes son todavía más difíciles
de conseguir que los propios juguetes”


Los catálogos son imprescindibles para cualquier coleccionista, porque son una guía a seguir. Además, con uno de ellos y sin la necesidad de poseer el juguete, se puede recordar perfectamente aquellos artículos y juegos, saber qué otras cosas existían y convivían en el tiempo. Por otro lado, se puede tener una idea exacta de cómo se vendía el juguete, con todos sus detalles, el mismo año de su lanzamiento. El problema surge cuando se comprueba que los catálogos son todavía más difíciles de conseguir que los propios juguetes y, además, el precio suele ser bastante elevado. Aun así, aconsejamos esta opción tanto para coleccionistas y aficionados, como para curiosos de los juguetes, como una herramienta potente de iniciación al coleccionismo y reminiscencia de los juegos y juguetes que les hicieron inmensamente felices en la niñez.









¿Por qué son tan caros los catálogos de juguetes?

Porque al igual que las cajas de los juguetes, los catálogos son lo primero que se tira (junto con las instrucciones) y, por lo tanto, son escasos. Todo lo escaso es un bien y los bienes son caros. Un antiguo catálogo de juguetes de un gran almacén, alguna tienda antigua de juguetes o simplemente de una marca de antaño, puede rondar entre los 20€-300€. Claro, que esta tasación se basa en las reglas de las tasaciones de juguetes antiguos. Echar un vistazo a:  http://eljuguetede.blogspot.com.es/2017/03/como-se-tasa-un-juguete-antiguo-de.html













Catálogo de juguetes de Navidad

Existen varios tipos de catálogos de juguetes, el más famoso es el catálogo de juguetes de Navidad. El Corte Inglés se apropió del concepto porque lo tenía fácil, ya que Galerías Preciados y las jugueterías minoristas no eran competencia para este gran distribuidor. Desde entonces es el catálogo de juguetes de Reyes por excelencia. Cortilandia ha pasado a mejor vida, eso sí. Ahora han cambiado mucho las cosas y los catálogos se pueden descargar por Internet, si es que no los recibes por email. El me lo pido escrito con letra de niño en cada página ha desaparecido casi por completo. Desde la visión del coleccionista los catálogos son esenciales. Primero por marcar todo un año de juguetes y segundo por el enfoque global del sector, generación tras generación. Es asombroso ver la evolución del juguete, los tipos y categorías de juguetes: bélicos para chicos, cosas de casa y muñecas para chicas, la evolución social y cultural, la tecnología punta de la época (¡coches cable dirigidos como el no va más!), los precios, los slogan de moda en publicidad, hasta el escaso número de juguetes que había en un solo año. Sí, asombroso, los catálogos de juguetes de Reyes tenías unas 40 páginas, simplemente porque no existía tanta oferta como en la actualidad, donde encontramos catálogos con 200 o más páginas.




“Los juguetes colaborativos ganaban de goleadaal juguete individualista de hoy”



Los niños de aquellos años tenían los mismos juguetes. ¡Es verdad! Y es que no había tantos juguetes y estos se repetían año tras año, con algunas pocas novedades que se incorporaban. Así acabábamos todos con los mismos juguetes o hacíamos la colección de uno en concreto. De los Geyperman me he pedido al ruso y al alemán. ¿Y tú? El día 8 de enero, en el colegio, intercambiábamos comentarios de las películas nuevas del Cinexin, que nos habían traído los Reyes, pero el Cinexin era el mismo. Ocurría algo muy similar con las Nancy o Barriguitas, nuevos complementos y vestidos para las mismas muñecas. Además, sencillos juguetes como yoyós, balones, disfraces, puzzles, parchís, etc. siempre estaban presentes, porque los juguetes colaborativos ganaban de goleada al juguete individualista de hoy. He podido comprobar los catálogos de El Corte Inglés desde el 79 al 86. ¡Los mismos! ¡Los mismos juguetes! Sí, alguna novedad hay, pero sólo alguna, que coincidía con el juguete estrella del año: La mujer Madelman o la Barriguitas negra, por ejemplo.










La carta de los Reyes Magos 

¿Qué me decís de la última página de los catálogos? Sí, esa que coincide con una carta para los Reyes para recortar y enviar directamente, porque viene con sello y dirección incluida. La carta que siempre empieza: Queridos Reyes Magos… Yo conservo alguna mía, que no sé cómo volvió otra vez a mis manos, ya que los Reyes nunca devuelven las cartas.



Otro tipo de catálogos, guías y cartones de juguetes

Luego están los catálogos de juguetes de cada empresa o de cada línea de juguetes de una marca en concreto. Como ejemplo, los catálogos de los juegos de mesa BORRAS, MB o CEFA, imprescindibles para conocer toda su línea de juegos. Como curiosidad, en la parte trasera de los tableros de los juegos de CEFA, había una gama completa de los juegos de la marca, además incluían una interrogante en un recuadro, que significaba que estaba en preparación de un nuevo juego para su próximo lanzamiento.  En los catálogos de Madelman, según etapa, se podía ver toda la colección original de Madelman: individuales, equipos, super equipos, vehículos, complementos. Estos catálogos son una herramienta perfecta para poder disfrutar de un solo vistazo de toda una gran colección. El catálogo de llaveros de la marca Redondo, que replicaban pistolas de pistones en miniatura, son un gran ejemplo. 








Las propias cajas (blisters) o traseras de las cajas pueden ser un buen comienzo y un magnifico catálogo. En la parte trasera puedes encontrar todas las figuras que comprende la colección o la línea. Como sucede, por mencionar algunos casos, en los cartones de las figuras de Star Wars, Mego, Power Rangers y He-Man. La parte trasera del blister encuentras las figuras de la colección (dependiendo de la etapa) que son muy útiles para la memoria y la añoranza.

También se pueden hallar catálogos dentro de las cajas de juguetes antiguos, como ocurre en la actualidad, y es una gran maravilla verse recompensado con ellos. Además de la alegría y sorpresa de encontrarlos, nos quedamos muy satisfechos al tener un 2x1 en un momento. Puede ser el empujón para hacer la colección completa, la misma intención de hace años para los niños y la de ahora para los coleccionistas. Actualmente Playmobil utiliza esta técnica con sus sobres sorpresa.














Los catálogos de juguetes antiguos también funcionan como guía de coleccionismo. Qué mejor referencia para una colección que un catálogo verdadero. Ahora mismo se pueden encontrar multitud de artículos y blogs en Internet donde te informan de juguetes de los 70, 80, 90. Todos son increíbles y muy fiables, pero no dudes que la mejor herramienta es el catálogo original, por ello puede ser la mejor referencia y un propósito para empezar. ¡Ojo! puedes encontrar “copias” de catálogos. En principio no pasa nada, son fotocopias a color con una imitación del papel excepcional. El problema puede ser lo que se haya pagado por ello. Hay que añadir que los catálogos son una solución si lo que se pretende es hacerte una idea de toda una colección o línea de juguetes, añorarla, desearla y llorarla (tu madre los tiró a la basura sin saber que ahora cuestan una fortuna) sin tener que poseerla. El dinero y el espacio también cuentan.









PD.- Las anteriores entradas sobre catálogos con más fotos y diversión las podéis encontrar en:

PD2.- La publicidad de juguetes en revistas infantiles de la época, también son una fantástica guía social-cultural-juguetera.

AMM

Comentarios

Entradas populares